El ecléctico WOS Festival Santiago de Compostela

Por cuarto año consecutivo, tendrá lugar en la capital gallega, el festival multicisplinar WOS Santiago de Compostela, un evento que tiene como premisa que un gran porcentaje de su cartel, esté compuesto por artistas que hasta la fecha no hayan actuado en Galicia, algo que lo hace especial y único.

A pocos días de completar su cartel, ya cuenta con una exquisita selección de artistas venidos de todas las partes del mundo.

Uno de lo grandes atractivos del festival, es que se desarrolla en 12 espacios repartidos por toda la ciudad, espacios con historia, con magia, en esa ciudad en la que las piedras hablan que es Santiago.

Hasta la fecha, ya se han confirmado 24 artistas y también hemos podido conocer la distribución por días, que os dejamos aquí:

Y haciendo un repaso por el cartel, os dejamos algunos de los nombres imprescindibles de esta edición:

  • Robert Henke trabaja en los campos de la instalación audiovisual, el arte sonoro, la música y la performance. Está fascinado por la belleza de los algoritmos como parte integral del proceso creativo. Los resultados de su trabajo se sitúan en los límites de la música electrónica, composiciones encajadas dentro de la tradición académica de los ordenadores, la fotografía, instalaciones, arte sónico y software público. Sus obras han presentadas en la Tate Modern London, el Centre Pompidou Paris, Le Lieu Unique Nantes, PS-1 en Nueva York, MUDAM en Luxemburgo, MAK en Viena, en la Galería de Arte de Nueva Gales del Sur en Australia, KW Institute for Contemporary Arte, Berlín o la STRP Biennale de Eindhoven, entre otros, así como innumerables festivales. Robert Henke es también uno de los principales creadores del software de música Ableton Live, que desde su invención en 1999 ha redefinido completamente la producción y la práctica de la música electrónica.
  • Toulouse Law Trax: “El primitivismo de mi música está relacionado con algo simple, y eso no tiene porqué ser obligatoriamente minimalista. Para mí es suficiente con revolotear alrededor del núcleo. La música a la que no das forma hasta el final contiene un mimento de belleza, un velo de secreto. Trabajo desde la sencillez, prefiero reducir las posibilidades en mi brújula. La limitación ofrece un montón de libertades”. La ética de Toulouse Low Trax se ramifica en sus múltiples trabajos publicados en sellos como Idle Press, Infiné, Karaoke Kalk, Kunstkopf, Neubau, Themes For Great Cities, Antitote o Cómeme. El productor alemán no es un recién llegado a la escena: todavía un miembro activo de Kreidler, es el hombre tras el infame Salon des Amateurs de Dusseldorf. Sus producciones como Toulouse Low Trax exploran una elegancia afro-barroca a través de arpegios oscuros, y una lenta hipnósis desdibuja los géneros en borrosos escenarios en los que es fácil perderse sin vuelta atrás.
  • Schwarz, la banda, se formó en 1998 en Murcia a partir de Schwarz, el proyecto individual, cuyas primeras demos datan de un año antes. Sus primeros años transcurren próximos a la banda asturiana Manta Ray, con los que colaborarían en un disco (“Heptágono”) y una minigira. Tras dos álbumes y un EP en Astro Discos, y varias giras europeas, y un LP más en Acuarela, Schwarz optan por la autogestión total, grabando y editando sus propios discos y montando sus propias giras. En 2016, publican “Nación subterránea”, un disco de cambios en el que, a su mezcla de rock psicodélico y electrónica marca de la casa, añaden percusiones tribales (congas, cencerros, güiros) que, más que latinizar, tribalizan, en mensaje directo a esa tribu subterránea a la que van dirigidas.
  • Vladimir Ivkovic. Nacido y crecido en Belgrado, Yugoslavia, Vladimir Ivkovic fue testigo del amanecer de las House Parties del país, así como de la desintegración de la sociedad yugoslava. Tras mudarse a Alemania a principios de los 90, Ivkovic empezó a pinchar y montar fiestas, para convertirse en poco tiempo en una pieza clave de la vida nocturna alemana. Residente en el Salon des Amateurs, actualmente Ivkovic publica en su sello Offen Music referencias yugoslavas perdidas y proyectos contemporáneos de música electrónica.
  • Oren Ambarchi. Las obras de Oren Ambarchi son pistas dubitativas y cargadas de tensión que emergen de las grietas entre escuelas muy diferentes: electrónica, improvisación, minimalismo, composición profunda y reflexiva, la falsa simplicidad de compositores como Morton Feldman o Alvin Lucier, y el componente físico de la música rock ralentizado y descarnado hasta el hueso, y reemplazado por la abstracción de una señal pura. Desde finales de los 90 sus experimentos en abstracciones con guitarra le han conducido a un mundo sónico personal e único que incorpora una amplia paleta de instrumentos y sensibilidades. Ambarchi ha tocado y grabado con un diverso abanico de artistas como Sunn 0)), Keiji Haino, John Zorn, Merzbow, Jim O’Rourke, Akio Suzuki o Phill Niblock, entre muchos otros. Su aclamado trío con Keiji Haino y Jim O’Rourke toca anualmente en Tokio, y su último trabajo “Hubris” incluye colaboraciones de Mark Fell, Arto Lindsay, Jim O’Rourke y Ricardo Villalobos entre otros. Su album “Quixotism” fue nombrado por The Wire entre las obras del año en 2014, y ese mismo año Pitchfork le nombró Artista Experimental del Año.
  • Bflecha. La artista gallega Belén Vidal lleva desde su primer disco cosechando críticas fascinadas que se rinden ante su trabajo. En su segundo disco Kwalia, publicado en su propio sello Arkestra, BFlecha se ha tomado su tiempo para explorar con éxito nuevos registros vocales y, sobre todo, pulir y desarrollar un sonido propio que resulta ya inconfundible, un paisaje mental único y diverso que nos llevará a través de atmósferas igual de cercanas al R&B y al Hip-Hop contemporáneo, las estructuras del oop, la vanguardia digital o incluso ecos de la música tradicional, todos ellos alejados de cualquier tipo de cliché o fórmula establecida. La obra de Jorge Luis Borges, Val del Omar o María Zambrano comparten espacio con el cine de Kurosawa o las teorías cuánticas de Leonard Susskind; bello, directo y sencillo, pero a la vez alambicado y repleto de pasadizos y estructuras tan laberínticas como sus canciones, Kwalia propone, ante todo, un viaje intimista hacia dentro de nosotros mismos. BFlecha está llamada a inaugurar un nuevo ciclo en la música urbana en español justo en el momento en el que ésta más lo necesitaba. Libera tu mente y comienza el ascenso.
  • Mwëslee es un productor de música electrónica y DJ residente en Vigo cuyas creaciones combinan elementos de RnB futurista, electrónica de alta gama y una sensibilidad cercana al avant-jazz. Miembro fundador del influyente colectivo Arkestra, uno de los sellos iberoamericanos de referencia en lo que a música de vanguardia se refiere, y participante de la Red Bull Music Academy en 2005, es a menudo comparado con artesanos como Dimlite, Prefuse 73 o Dabrye por su personal perspectiva musical. En WOS 2017 nos presentará “Vel Satis”, su nuevo EP que muestra el resultado de estos siete años de trabajo e investigación. Su música ha recibido el apoyo de destacados dj’s como Gilles Peterson, Benji B o Jackmaster o publicaciones como Fact, XLR8R, Dazed o Resident Advisor, además de haber actuado por medio mundo, de Tokio a Los Angeles , de Marruecos a Oslo, ganándose así un puesto entre la avanzadilla del Hip Hop vanguardista del siglo XXI junto a Hudson Mohawke, Dorian Concept, Flying Lotus o Rustie.

 

Puedes adquirir las entradas del festival aquí.