Dahc Dermur VIII, post-humanismo

 

Trascendido lo humano, rotas las celdas de lo preestablecido. Unión en colectividad a través del refuerzo de la unicidad del individuo. Integración, de la natura con el artificio; evolución hacia lo no-humano, Post-humano. Chadd Curry refuta la identidad, enclaustrada y ególatra, que sienta el pensamiento humanista, racional, y lo derrumba con su propuesta, con su fotografía, su estética, su música. Es base humana, y extensión digital, técnica, es un ser híbrido, en el que la dimensión de la especie ha avanzado hasta el estadio siguiente, mediante el uso de su conexión, expandiendo su comunicación, sus libertades y comprensión. No somos solos, participamos de un entorno, cuyas fronteras fueron demolidas con el progreso, con avanzadas herramientas, novedosas tecnologías que constituyen una prótesis ampliadora de nuestras capacidades, físicas y cognitivas. Dentro de estos entornos, en nuestras simbiosis con ellos, somos una parte más, no el centro.   

Repregúntalo todo. El género, entendido como hasta ahora, no existe, afirman voces post-humanas en la red, sí existe el inmenso espectro de grises que separan el blanco y el negro, actuales estereotipos predominantes. Se genera así una lucha así por el cuestionamiento, sistemático, de ideas que hasta ahora han constituido dogmas, con objeto de rechazar la simpleza en la comprensión de las realidades, incluida la del género; destruir el terrorífico confort. El compromiso camina más lejos, producción sostenible, ecología, respeto, libertad, sentar precedentes. Dahc Dermur VIII dinamita imágenes y crea otras nuevas, promocionando el individualismo y la libertad radical mediante la fusión de sí misme con el arte.     

Pasada la medianoche, se lo puede ver, tal vez, por las calles de algún barrio norteño de la húmeda y gris Londres, luciendo prendas dicromáticas de diseño propio (o ajeno, posibles frutos de sus trabajos junto a figuras como Rick Owens), una alargada y enigmática figura coronada por un cráneo pintado en blanco, de rostro modificado con maquillaje, acaso otros accesorios, haciendo gala de un sentido de la estética extremo, adecuado en su búsqueda de identidad única y destrucción de la monotonía imperante. Estilo de vida subversivo. Autoexpresión. Su creación es una experiencia multisensorial de elevada intensidad, donde el sujeto y el objeto se funden. Sets musicales que no son simple desarrollo sonoro, son una proyección audiovisual, ambiental y armónica, una aventura sensorial completa. Performances que se tiñen con una esencia de cine noir, y expresión Butoh.

Acerca de la danza Butoh: “El primer bombardeo nuclear en 1945 sobre objetivos civiles en la historia de la humanidad en Hiroshima y Nagasaki, trajo consigo la rendición incondicional de Japón ante las fuerzas aliadas.   

Con el correr del tiempo, las imágenes de algunos sobrevivientes de aquel holocausto nuclear, que caminaban desorientados, con sus cuerpos quemados y con los globos oculares reventados y colgando sobre sus mejillas produjeron una reacción de asco y repulsión entre los japoneses. Así nació el Butoh, «la danza hacia la oscuridad».” 



Una danza en la oscuridad hacia la recuperación del cuerpo, hacia el vientre materno, donde la improvisación se torna revelación, búsqueda del ser propio.   

Nueva York, luego Londres. El artista ha ido haciendo crecer con su trabajo su icónica figura, su fama y mensaje. Las habilidades artísticas que despliega son ampliamente apreciadas, buenos ejemplos son colaboraciones con instituciones como Vogue Itala, el British Fashion Council, la New York Fashion Week, Rick Owens …. Participa como diseñador y ambientador, además de ser parte del cartel, en KAOS London, fiesta underground, misteriosa, y open-minded, cuyo nacimiento se produjo en 2003, en el Madame’s JoJo, del Soho, para las noches de los domingos “en los días en que todos los que conocíamos salían desde el miércoles por la noche hasta el lunes por la mañana”, en palabras de su cofundador, Lee Adams. KAOS ha sido protagonista en la escena electrónica de la capital inglesa, creando e integrando una comunidad con una orientación sexual indefinida, ecléctica, marcada por la aceptación en la diversidad y la adoración a la divinidad personal. Veladas que pasaron por localizaciones como la Galería 291, unos baños públicos subterráneos del barrio de Spitafields, las casas de travestis de Stunners en Limehouse, y que encontró, finalmente, su lugar en Electrowerkz, una warehouse de tres plantas, situada en un callejón de aspecto industrial, cercano al metro Angel. 

  
Alberto Castreño Bandrés

Written By
More from Uncoolmgz

Salitre Vigo es Techno en Galicia y en el mundo

Salitre Vigo  es una de esas fiestas que si vienes de Europa o...
Read More