Descubre cómo fue LEV Festival en Matadero Madrid 2020

Esta edición de LEV Festival Matadero Madrid 2020, marcada por una pandemia que acosa y deteriora la normalidad de la vida en sociedad, ha ido un paso más allá y se ha liberado de las ataduras de la realidad tangible. La propuesta ha centrado sus esfuerzos en plantear alternativas que miran al futuro, con ingenio, ilusión e innovación.  

Interior de la Nave 0 del recinto de Matadero Madrid
Interior espacio Vortex

El evento ha tenido lugar en dos escenarios: Planet LEV y la ciudad de Madrid, con base de operaciones en la ribera del Manzanares, antiguo Matadero. Allí, en las diferentes naves, se ofrecieron experiencias diversas, inmersivas, artísticas y participativas.  

“Explorar la superficie del planeta virtual LEV. En el Plató de la Cineteca de LEV Matadero Madrid 2020, unas gafas de realidad virtual, y unos mandos. Un planeta semidesértico, árido y escarpado. Comienza el reconocimiento: a la derecha de la gran formación rocosa central intuimos dos grandes estructuras, circulares, que flotan a varios metros del suelo y giran sobre sí mismas, inmensas. Al llegar a los anillos se desvela su identidad: es el trabajo artístico SPIN, una investigación interdisciplinar en los campos del tiempo, la naturaleza y la tecnología. Bajo la instalación audiovisual se escuchan sonidos de naturaleza y civilización, caos y orden, silencio y estruendo, armonía, paz y destrucción. “ 

Planet LEV es un mundo virtual abierto y participativo, que cualquiera puede visitar, y recorrer. Sus creadores son Children of Cyberspace, proyecto que forma parte del colectivo In-Dialog. Este estudio, creado en 2014, está compuesto por artistas que desarrollan instalaciones interactivas y máquinas empáticas. Con el propósito de estudiar las relaciones entre el ser humano y la máquina, utilizan algoritmos para identificar la manera en la que percibimos el entorno, y cómo nos comunicamos con él.  

“Recorriendo la superficie de este planeta en tonos azulados y verdosos, la atmósfera acuosa transporta una melodía. A lo lejos se ve a otro usuario, disfrutando de esta misma experiencia, desde otro lugar. Tras visitar la periferia del espacio, donde se encuentran alojadas algunas de las demás instalaciones, entre ellas Concentric Core Reflector, se llega a la gran formación montañosa que domina la zona central del planeta. En su interior espera una diosa de cuatro brazos, preparada para luchar, Tentacle Queen. Un mundo creado por ordenador, en el que unx olvida lo terrenal. El Paseo de la Chopera se antoja cada vez más lejano, más difuso, …  menos real. «

Instalación artística To The Moon
Espectador con gafas de VR

Dentro de Planet LEV se sucedieron, también, las actuaciones en vivo de artistas. Entre ellos, una referencia madrileña del electro-techno, Boris Divider, que ofrecía una improvisación sintética, un proyecto audiovisual reactivo y generativo diseñado para ser proyectado sobre un domo esférico. O Zara Jones y Sinjin Hawke, que trasladaron al directo su plataforma creativa Fractal Fantasy, con un innovador show musical y visual.  

Children of Cyberespace es un proyecto destinado a crear un museo virtual dedicado al arte digital. Un lugar donde los artistas puedan mostrar su trabajo, en un mundo virtual abierto, libre de cualquier limitación ambiental o geopolítica. Un proyecto vivo participativo, que se expande y contrae a lo largo del tiempo, evolucionando a medida que la comunidad crece. 

In-Dialog

“10 de la mañana del sábado 26 de octubre, sección VORTEX. Bien sujetas las gafas de realidad aumentada, o virtual, pestañeas ¿dónde estás? A tu alrededor, la superficie de la luna, inmensa, desolada, inerte. Caminas sobre ella, puedes ver cada piedra, cada mota de polvo, y allá a lo lejos, pequeño, el planeta Tierra, el abismo silencioso del universo. Una voz femenina guía al espectador, le enseña a volar. “Mira tus manoplas, elévalas, flota en el espacio exterior.” Entre esqueletos de ADN y basura espacial, la instalación artística de realidad virtual To The Moon permite al espectador cumplir el sueño de viajar por el cosmos. “ 

Experiencia de realidad virtual en sección Vortex, Nave 0 del Matadero de Madrid
Espectador disfrutando de la experiencia The Entropy Gardens

La sección VORTEX, repartida por diferentes naves y espacios, repetía protagonismo este año. En ella se podían encontrar instalaciones y obras de artistas nacionales e internacionales, en formato de experiencias inmersivas. A través de las diferentes propuestas, y por medio de elementos conectores con los espacios virtuales (sempiternas gafas de VR, tal vez también unos mandos), el espectador va siendo arrojado a mundos alternativos, diferentes entre ellos, en narrativa y concepto.

Así, el espectador se encuentra, primeramente, confuso; después sorprendido, maravillado, acostumbrado, y finalmente expulsado. Un viaje a la luna, con todas sus particularidades: la falta de gravedad, algo de mareo, absoluta alucinación. La visita a unos jardines inusuales, estrambóticos, bellos y tormentosos al tiempo. Y más. (Aclaración del autor: la explicación escrita de estas experiencias no hace justicia con las sensaciones que puede llegar a transmitir una obra inmersiva y virtual) 

La nave 16 alojaba la obra de VR llamada Peach Garden
Nave 16

La visita matutina termina en Peach Garden, Nave 16. Una pieza de realidad virtual en la que se invita a deambular. A caminar, literalmente, por ella. Dentro de un área limitada en el mundo tangible, se introduce al espectador a un viaje sensorial a través de diferentes escenarios, virtuales, pero extrañamente reales. Vagando por un campo de flores amarillas, que se vencen bajo los pies del espectador, y desprenden música. Una luz blanca, unos metros más allá, señala la posición de otro usuario. Cambio de escenario.  

LEV Festival Matadero Madrid 2020 ha sido, un año más, una experiencia única y futurista, gracias a la cual los espectadores pueden entender mejor lo que está por venir en los campos de la imagen y el sonido.

Queremos mostrar nuestro agradecimiento a la dirección, personal de prensa, y a todas aquellas personas que nos atendieron en el transcurso del evento, por su trato afable y sencillo, cordialidad, educación, y estricto cumplimiento de las normas higiénico-sanitarias. Gracias a LEV Festival por ser oasis en un desierto.

Fotografía por: Raquel Caparrini

Texto por: Alberto Castreño Bandrés

Written By
More from

Vuelve Festival LEV Matadero Madrid 2020

Vuelve el Festival L.E.V. al Matadero de Madrid 2020, cuatro jornadas (entre...
Read More

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *