Crónica LEV Festival 2019: Vanguardia Exquisita

Las actuaciones más destacables de LEV Festival 2019.

Es complejo ser curator de un proyecto tan ambicioso y especial como es LEV Festival, pero todavía es más complicado, tener seguidores lo suficientemente leales y fieles como para continuar año tras año, visitando un festival con un cartel tan singular, melómano e incluso con un toque particularmente peculiar, porque LEV no sigue tendencias predefinidas sino que se guía de sus propios instintos.

LEV y sus programadores, han conseguido año tras año crear una atmósfera fascinante, aunada por un espacio único – La Laboral y el Museo del Pueblo de Asturias -, un sonido cuidado, penetrable y profundo y un elenco de artistas inmejorable.

Amamos LEV, lo amamos ciegamente porque no necesitaríamos conocer el cartel con antelación para querer asistir, porque sabemos que nos va a sorprender, enfriar, calentar, dejarnos perplejos, va a hacer que nos estremezcamos por momentos, que lloremos, que riamos, en definitiva, que sintamos sensaciones que son difíciles de experimentar si no hay un estímulo externo lo suficientemente intenso como para que las provoque.

La buenísima noticia es que el Laboratorio de Electrónica Visual, en su treceava edición, tendrá por primera vez, una edición madrileña, será en el Matadero de Madrid, durante los días 17 al 20 de Octubre. Pero antes de hacernos ilusiones con la nueva edición, vamos a hacer un repaso de lo que para Uncool han sido las actuaciones más destacables de LEV Gijón, por orden de aparición:

Myriam Bleu – Teatro de la Laboral

El viernes, la segunda actuación del teatro, corrió a cargo de la canadiense Miriam Bleu, que presentaba su performance Ballistics, el espectáculo consistía en un juego de péndulos luminosos y sonoros, creados por la artista y manejados en directo por ella misma.

El espacio se convirtió repentinamente en una especie de sistema solar por el que navegaron ovnis alados que desprendían tañidos suaves y rítmicos. Bleu, cual hechicera, asomaba entre la sombra provocada por el humo, cogiendo y soltando sus péndulos sonoros como parte del show.

Lanark Artefax – Teatro de la Laboral

Sin duda, una de las actuaciones más imponentes del festival. Calum Macrae inundó el teatro de sonidos industriales, deconstruídos, profundos, metálicos y con una sonoridad abrasadora que nos hacían viajar hacia el futuro. El set consistía en una composición de luces estroboscópicas y un monolito central donde se proyectaban imágenes hipnóticas que ayudaban al evocador viaje.

Lanark se presenta como una de las promesas del nuevo sonido IDM, avalado tanto por la crítica internacional como por artistas de la talla de Aphex Twin, creemos que es más que buena idea seguirle la pista de cerca.

Colin Self – Museo del Pueblo de Asturias

Ya al día siguiente, en el Museo del Pueblo de Asturias, pudimos deleitarnos con la extravagancia del artista americano, afincado en Berlín, Colin Self. Con una voz prodigiosa, propia de un barítono, llenó completamente el espacio del Museo del Pueblo de Asturias.

Su espectáculo, es una interpretación tenaz en la que hace partícipes a todos los allí presentes, llamando su atención constantemente a través de bailes sugerentes y acercamientos al público.

Jailed Jamie – Museo del Pueblo de Asturias

Y llegó la auténtica frescura, Jaime Tellado que ya había estado en LEV dos años atrás como Skygaze, nos presentaba su nuevo proyecto musical bajo el pseudónimo de Jailed Jamie, una actuación perfecta para el entorno donde nos encontrábamos. La sesión fue una sucesión de beats cargados de emoción, música bailable que mantuvo en pie a todos los asistentes durante la más de hora y media que duró el set.

Una musicalización impecable, heterogénea y cargada de ritmos que por momentos nos llevaban al sonido rave de los primeros discos de The Prodigy para volver con toques de drum´n´bass y terminar con jazz acompañado al piano por Helios Amor, su compañero en otro de sus proyectos orientado al jazz Yamaralazv.

Pura versatilidad.


Caterina Barbieri & Rubén Spini – Teatro de la Laboral

De nuevo en el teatro, la actuación de Caterina Barbieri era una de las más esperadas; la diosa de los sintes modulares, cual Atenea, nos atrapó en una consecución de melodías intensas y orgánicas. El climax del show fue el momento en el que realizó la interpretación cantada por ella misma como salida del Olimpo de los dioses.

La actuación resultó ser incluso terapéutica, tanto que por momentos deseabas que no se acabara nunca. Barbieri consigue trasladarnos a una especie de cosmos personal con una delicadeza pasmosa. Los visuales, a cargo de Ruben Spini, nos hacían entender el trabajo de los dos artistas que intenta representar las interacciones entre los humanos y la naturaleza.

Iglooghost – Nave de la Laboral

Seamus Malliagh aka Iglooghost crea su propio universo y lo traslada al stage, un universo único al que él mismo denomina Mamu, Seamus es el creador de los videos, la música e incluso los muñecos que aparecen y desaparecen en el escenario para hacer entrar el público dentro de su particular mundo.

Su sesión, es una sucesión de sonidos singulares, con referencias a la cultura japonesa, el manga, los videojuegos y que a su vez nos recuerdan a artistas como Sophie o incluso al puntillismo de Lorenzo Senni. Los visuales, auténticas obras de arte, maridan de una forma casi mágica con la representación.

Broken English Club – Nave de la Laboral

Oliver Oh es quien está detrás del proyecto más arriesgado del inglés, una exploración sonora que atraviesa los límites del techno más purista para adentrase en la experimentación de sonidos industriales y sintéticos.

En el escenario, voces distorsionadas y percusiones tocadas en directo, aliñan la actuación inspirada en universos distópicos y oscuros dando como resultado un techno contundente e inspirador.

Pero hubo mucho más que esto, y aunque no lo incluyamos dentro de nuestras actuaciones más destacadas, cierto es que nos gustaría mencionarlas, como por ejemplo el artista visual Robin Fox que nos atrapó con la profundidad de la luz y la intensidad del sonido y la conexión inequívoca entre ambos; la actuación de Alex Augier y Alba G. Corral que consiguieron adentrarnos en un mundo tridimensional o Radioactive Man que nos sumió en un sesión de electrónica muy fuera de los cánones.

Y también, nos gustaría no dejar de mencionar las actuaciones que tristemente nos perdimos el sábado y el domingo por la tarde, porque nosotros somos de aguantar hasta el final de la noche y en algún otro momento hay que descansar y también en algún momento hay que volver al hogar, especialmente doloroso fue perderse a la barcelonesa AWWZ y al gran maestro del ámbient Rafael Antón Irisarri.

No nos gusta que pase el tiempo demasiado rápido, pero un LEV cada poco rato, no estaría nada mal.

Desde luego, para nosotros es uno de los eventos con más carisma del ámbito internacional.

Crónica de José Moure y Paula Guitián

Fotos de ©LEVfestival_Elena de la Puente

Tags from the story
, ,
Written By
More from Uncoolmgz

Pequeña Oda al L.E.V. Festival

Se fue el invierno de nuestro hemisferio, pronto llegará Mayo, el hablar...
Read More